Cortan un mes la N-340 en un tramo de Málaga para evitar que caigan más rocas

La roca medía más de dos metros de altura y más de tres de ancho
Imagen de archivo de una carretera cortada | EspañaDiario

 

El tramo de carretera nacional N-340 que pasa entre Torrox y Nerja, en la provincia de Málaga, estará cortado durante el próximo mes para llevar a cabo tareas de rehabilitación.

El parón parece ser necesario, puesto que el martes día 20 de noviembre, sobre las 16.00 horas, se desprendió una roca de grandes dimensiones del talud, con lo que la vía ha sido cortada para efectuar los trabajos necesarios para asegurar la zona.

Un mes de trabajos para rehabilitar los 10 km afectados

Óscar Medina, alcalde del municipio de Torrox, explicó que, tras las primeras maniobras de exploración, los técnicos fijaron un plazo de una semana para efectuar las rehabilitaciones. Aun así, el Ayuntamiento ha decidido ponerse en contacto con el ingeniero encargado de la obra hace ya 40 años. Éste ha advertido que las labores van a ser «más complicadas y duraderas».  

Las causas del desprendimiento, según el regidor, se deben a las lluvias que han caído durante los últimos días. Ha señalado que se deben realizar trabajos de saneamiento y afianzamiento sobre toda la ladera «para que quede firme y no tengamos otro episodio como el de ayer, que por fortuna se saldó sin daños personales».

Más de dos metros de alto y más de tres de ancho

La roca que cayó sobre la carretera N-340 entre Torrox y Nerja tenía unas dimensiones de más de dos metros de altura y más de tres de ancho. El punto kilométrico de la carretera exacto en el que cayó fue el kilómetro 288, perteneciente al término municipal de Torrox.

El Ayuntamiento, que se hace cargo de este tramo de la N-340 desde el año 2006, ha tenido que emplear maquinaria pesada para proceder a la retirada de escombros y obstáculos de la vía. El carril de la carretera en sentido a Nerja fue en el que ocupó la roca.

Imagen de archivo de una apisonadora en tareas de rehabilitación | EspañaDiario

 

Para desatascar la zona del incidente se ha utilizado un martillo hidráulico, gracias al cual se pudo fragmentar la gran roca en trozos más pequeños y, así, proceder a su extracción de la calzada. Los fragmentos que se iban desprendiendo se iban retirando con una retroexcavadora. Estas tareas se prolongaron hasta la noche.

Tras sacar la gran roca, los técnicos han podido comprobar que también se ha visto afectado el firme de la carretera.

Los tramos kilométricos cortados a consecuencia de este suceso son desde el punto 287.1 hasta el 288.7 en ambos sentidos. Con lo que para acceder desde esta ubicación a los municipios de Nerja y Torrox será necesario acceder por la autovía A-7.

"Sebastián, Lucía, Lorenzo y María del Mar, los 4 jóvenes muertos en la tragedia de la A-401" "Rafael, el guardia jurado que asesinó a su ex en un centro comercial en España"