Enrique Iglesias acabó abucheado en su único concierto en España

El artista se fue sin despedirse de los más de 30.000 fans que fueron a verle cantar en 'El Sardinero' de Santander el sábado 15 de julio

 

Enrique Iglesias daba la noche del sábado 15 de julio un concierto dentro de su gira ‘Sex and love tour’ en El Sardinero de Santander. Un evento que congregó a más de 30.000 personas. Pero Enrique no salió tan bien parado como cabría esperar. La actuación finalizó con una sonora pitada de todo el estadio. La razón fue la más de media hora de retraso con la que empezó el concierto, marcada por numerosos fallos de sonido, su escasa duración y su salida del escenario sin despedirse de sus fans, que despidieron al cantante al grito unánime de «manos arriba, esto es un atraco».


El artista, que casi al final del concierto reconoció sentirse «nervioso» por cantar en España e, incluso, pidió disculpas al público por ello, comenzó el concierto saliendo de la mitad de los campos de sport por una pasarela con cinta transportadora, y al ritmo de su último single, «Súbeme la radio». Siguió con canciones como «Loco», «Bailamos», «El perdedor», «Cuando», «Be with you», «Tired», «Escape» y «Tonigh». Pero luego el cantante abandonó el escenario y se hizo la luz en el campo de El Sardinero, con todo el público esperando otras conocidas canciones del artista como «Experiencia religiosa» o «Súbeme».

 

Eso provocó cuchicheos e indignación al principio que acabó con los seguidores pitando y gritando «Manos arriba, esto es un atraco» o «fuera, fuera» con las manos en alto. Muchos empezaron a grabar vídeos y a mostrar su enfado en las redes sociales como los tuits mostrados a continuación.

 

 

 

 




COMENTARIOS