El paciente llevaba años estreñido: los médicos sacaron de su interior algo digno de una película de terror

Sucedió en Shangai, China, y el paciente fue diagnosticado con la extraña enfermedad de Hirschsprungl
Parte del intestino del paciente, donde se acumulaban las heces | Cedida

Se da a conocer el extraordinario caso de un hombre que no podía defecar y cuyas heces llevan años acumulándose en su interior. La curiosa escena ha tenido lugar en el 10th People, un hospital de Shangai, China. Todo cuanto se sabe al respecto es que el paciente es un joven de 22 años. Al parecer, el muchacho empezó a hincharse desde pequeño, hasta llegar al punto de llegar a parecer una mujer embarazada. Ante tal situación y previendo problemas de salud más graves, a los médicos no les quedó otra que intervenir. Se sabe que la víctima había tratado de solucionar por si misma el problema empleando varios tipos de laxantes y otros remedios, aunque siempre fue en balde. Su intestino parecía no funcionar y, resultaba evidente que algo malo le sucedía. El diagnostico arrojó a la luz las causas de su padecimiento: el joven sufre la enfermedad de Hirschsprungl, una rara anomalía que aqueja, principalmente, a los nervios que controlan los intestinos. Dichos nervios se hallan ausentes para las víctimas de la enfermedad, lo que imposibilita que evacuen las heces, haciendo que estas permanezcan en el interior, donde se acumulan.

 
 

 


La intervención se saldó con una imagen espeluznante: 80 cm de intestino seccionado por el bloqueo intestinal. Las cifras relativas a la propia obstrucción se antojan desconcertantes: 13 kg en total de excrementos condensados. Lo más sorprendente de todo es que, al parecer, la víctima podría haber acumulado todas esas heces desde hacía varios meses, tal vez incluso años y, de no haber sido operado, sus intestinos podrían haber reventado.  La operación que, resultó ser bastante delicada, duró un total de 3 horas de las que el paciente logró superponerse. Ahora, el joven se encuentra estable y se prevé una recuperación completa.

 

Los médicos han conseguido, al final, extirparle la parte obstruida tras 3 horas de operación | Cedida

 



Loading...

COMENTARIOS