Una joven de 18 años, abusada sexualmente por un policía en Madrid

El magistrado que lleva el caso no vio necesario adoptar medidas cautelares en contra del agente y no ha sido suspendido
Imagen de la Comisaría de Arganzuela | Google

 

El pasado 8 de septiembre a las 12.30 horas de la tarde, en Arganzuela (Madrid), un agente abusó sexualmente de una joven de 18 años que había acudido a comisaría a denunciar el hurto de su teléfono móvil. Tras el presunto abuso el agente, la joven huyó de comisaria, se lo contó a su familia y, más entrada la tarde, volvieron para denunciar al agente.

El magistrado que lleva el caso no adoptó ninguna medida cautelar, con lo que el agente sigue en activo hasta que una sentencia firme le declare culpable.

La joven presentó una denuncia y el agente abusó de ella

La joven acudió a la comisaría de Policía de su municipio, Arganzuela (Madrid), para denunciar la sustracción de su teléfono personal. Tras esperar su turno, un agente de policía la acompañó para presentar la correspondiente denuncia.

El agente, en lugar de proceder al escrito de la denuncia, la guio hasta los vestuarios, donde, según la joven, el agente la abrazó, le tocó las nalgas por encima de su ropa y trató de besarla.

Tras esta situación, pudo huir del agente y abandonó, a toda prisa, la comisaría. Más tarde, y tras haberlo consultado con su familia, regresó acompañada de su entorno para realizar una denuncia sobre el agente por los supuestos abusos sexuales a los que fue sometida.

Al poco, la UFAM (Unidad de Familia y Mujer) del Cuerpo Nacional de Policía inició una investigación. Concluyó con la detención del agente y la apertura de un expediente disciplinario.

El magistrado no creyó necesario tomar medidas cautelares

Tras ser puesto a disposición judicial, el magistrado que lleva el caso no vio necesaria aplicar ninguna medida cautelar contra el funcionario acusado. Tal es así que, el expediente que se le abrió al agente quedó suspendido hasta la resolución del juicio, por lo que, el agente, sigue ocupando su puesto de trabajo con una única diferencia, ha sido relevado para atender al público.

Imagen de archivo de la Policía Nacional | España Diario

 

«Un funcionario no puede ser sancionado dos veces por un mismo hecho» es lo que estipula la Ley 4/2010 del 20 de mayo del Régimen Disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía. Cabe destacar que esta ley se aplica a otros gremios de funcionarios como jueces, militares y colectivos similares.

El siguiente paso es esperar a ver qué dice la resolución del magistrado. Hasta que no exista una sentencia totalmente firme que le incrimine como culpable, el agente no se verá obligado a dejar su puesto de trabajo como funcionario del estado.

"Un autobús escolar sufre un accidente con un camión en la NA-121-A" "Herido grave un motorista tras un accidente con un coche en España"