Una pareja agrede a su bebé y finge su muerte en un autobús

La pareja había golpeado a su hija causándole fracturas en las costillas, la cabeza y la muñeca

 

Rosalin Baker y Jeffrey Wiltshire son pareja e inventaron un plan para que no les descubrieran con la pequeña Imani fallecida, su hija. Imani sufrió constantes agresiones durante sus tres meses de vida, según publica 'The Independent'. El plan consistía en que la madre subía al bus con el cadáver y simulaba que su hija se estaba muriendo bajo la atenta mirada de los demás pasajeros.


Los hechos ocurrieron en septiembre del 2016, pero las imágenes se han hecho ahora públicas porque el juez ha abierto el juicio contra la pareja. En el vídeo se observa a Jeffrey ayudando a su mujer para subir el carrito del bebé al autobús pero el se queda fuera y se despide de ella levantando el pulgar. La madre estuvo un rato mirando al móvil antes de avisar a los pasajeros que algo iba mal. Les avisó de que el bebé no respiraba y ellos intentaron reanimar a Imani como pudieron mientras ella restaba sentada sin reaccionar.

 

En el hospital, los médicos confirmaron la muerte del bebé y es allí donde se percataron de que el cuerpo estaba frío, tenía signos de violencia y presentaba fracturas en las costillas, la cabeza y la muñeca. La autopsia confirmó que murió a causa de una fractura en el cráneo y múltiples fallos cerebrales. Al ser detenidos la madre intentó culpar a su pareja por ser un hombre violento y él lo negó. Ahora la pareja de 35 y 52 años adicta a las drogas se enfrenta a una larga condena de 14 años de prisión acusada de la muerte de su bebé. El 28 de mayo se conocerá la sentencia.

 


La pareja que agredió a su bebé | The independent




COMENTARIOS