Los cinco grandes mitos sobre el sexo

Un 60% de las mujeres experimenta la eyaculación femenina
Hay muchos motivos por los que se puede romper el hímen. | Glamour

 

El sexo sigue siendo un tema tabú en muchas sociedades a pesar de ser un acto tan necesario para la supervivencia de la raza humana. Se han generado todo tipo de mitos sobre la sexualidad, algunos de ellos realmente absurdos y otros planteados por los guardianes de la moral, como el de quedarse ciego por la masturbación. Este tipo de falsedades han quedado completamente desmentidas, pero lo cierto es que aún quedan muchos falsos mitos que la mayoría de la gente sigue aceptando como verdaderos. ‘El Español' ha elaborado una lista de cinco de esos mitos que necesitan ser resueltos de una vez por todas.


— No existe eyaculación femenina: Algo del todo falso, ya que la mayoría de mujeres experimenta esa eyaculación después del orgasmo, pero suele confundirla con sus fluidos vaginales. Se trata de algo que, en la mayoría de ocasiones, se puede conseguir sin ningún tipo de esfuerzo, y por lo tanto no sólo está al alcance de las actrices porno.

 

— Los más altos tienen el pene más grande: No se sabe exactamente de dónde surgió el mito, pero un estudio publicado en el ‘Bristish Journal Of Urology' afirma que no hay ninguna relación entre la altura y el tamaño del pene. Como dato curioso, se calcula que el tamaño medio mundial del pene en estado flácido es de 9,16 centímetros.


— El sexo antes del deporte perjudica al rendimiento: Han sido muchos los pensadores, como Platón, que han defendido esta teoría, pero lo cierto es que nueve trabajos han analizado esta correlación, concluyendo que el sexo no parece tener ningún efecto negativo sobre el rendimiento deportivo.

 

— El himen sólo se rompe en el primer coito: Son muchas las razones por las que puede romperse: practicando ejercicio, tras una caída, con la introducción de tampones o, simplemente, por casualidad.

 

— Una vagina grande indica promiscuidad: Otro de esos mitos que parece, de entrado, muy poco creíble. Según un blog de la doctora Sari Locker, los músculos de la vagina se ensanchan con el coito, pero después vuelven a su estado normal, sin ningún tipo de cambio permanente.


Loading...

COMENTARIOS