Una vecina de Granada se entera por Facebook que su hermano ha muerto 8 días después

Empezó a recibir condolencias en su muro
Petr a la izquierda de la foto. | Facebook

 

La muerte de un familiar siempre es extremadamente dura, pero el infierno que vivió Romana es difícil de describir. Según informa Ideal, todo empezó el 7 de febrero cuando Romana, vecina de La Zubia, Granada, recibió una llamada de una de sus amigas de la República Checa, su país de origen. Ella le preguntó por su hermano Petr, ya que la gente estaba publicando mensajes con condolencias en su muro de Facebook. Un sudor frío le recorrió la espalda, Petr vivía en Arona, Tenerife, desde hacía un tiempo y no sabía nada de él.


En declaraciones al citado medio, Romana dijo que «empecé a telefonear a Pter, pero no me contestaba; en principio pensé que era una broma pesada, pero transcurrieron las horas y empecé a preocuparme. Me puse en contacto con mi prima de Lérida para que me ayudase en la investigación. Llamó a la Policía de Tenerife, donde vivía últimamente Petr, y le indicaron que un día antes encontraron a un hombre, pero posteriormente le aseguraron que no era Petr. Nos tranquilizamos un poco».

 

Al día siguiente, Romana fue a la Policía Nacional de Granada y le dijeron que «no les constaba que hubieran encontrado su cadáver».Aún así, los mensajes de Facebook seguían llegando y se enteró de que habían encontrado el cuerpo de su hermano en Los Cristianos, en Tenerife. Ella se dirigió a la Guardia Civil de su municipio y no les constaba nada, la solución que le dieron fue «pues llama a Tenerife». Romana recuerda que «tenía ganas de llorar porque llevaba horas con esto y sabía que iba a tardar mucho en hacer la llamada porque mi móvil daba problemas. Me sentí totalmente desatendida. No entendía por qué no podían hacerlo ellos, que pertenecían al mismo cuerpo, y no se trataba de un robo de un bolso, sino de algo tan grave».


Finalmente, la Guardia Civil de Arona confirmó que el pasado 31 de octubre, ocho días antes de conocer la noticia, encontraron el cuerpo sin vida de Petr con toda la documentación encima. El juzgado de Arona no dio más detalles a la hermana hasta que no cerraran el caso pero consiguió los restos de su hermano para poder llevarlo a su país de origen. La embajada de la República Checa en Madrid no entiende lo ocurrido ya que, según han asegurado al citado medio, «lo habitual es contactar con ellos para que busquen a familiares».


Loading...

COMENTARIOS