Batalla campal entre padres en un partido de infantiles en Mallorca

Los incidentes sucedieron supuestamente después de una fuerte entrada a un futbolista

 

 

El partido entre los equipos infantiles del Alaró y el Collerense, en el que jugaban niños de doce y trece años, fue suspendido cuando se produjo una fuerte discusión entre aficionados de ambos equipos sobre el terreno de juego y en la grada. Según informa el periódico ‘Diario de Mallorca’, los incidentes, al parecer, sucedieron cuando en una jugada un futbolista realizó una dura entrada, lo que provocó que los futbolistas discutieran y se empujaran entre ellos.


La situación se agravó cuando varios padres saltaron al campo, unos para separar a los jugadores y otros para recriminar la dura entrada que recibió el niño que estaba en el suelo. La pelea también se produjo en la grada, donde muchos hinchas utilizaron la violencia para «resolver la situación». Después de diversas agresiones, insultos y empujones, los ánimos se apaciguaron tras la llegada de la fuerza pública, aunque siguieron las recriminaciones por parte de los dos equipos.

 

Este incidente en un partido infantil ocasionó varios heridos que tuvieron que ser atendidos en centros médicos. Muchos de los agredidos realizaron las correspondientes denuncias ante la Guardia Civil. Tras estos hechos, el Comité de Competición de la Federación de Futbol de las Islas Baleares se reunirá esta semana para tratar estos incidente, que ya han sido condenados por todos los estamentos del fútbol balear. Aunque este comité solo tiene competencia en el ámbito deportivo, y será la justicia ordinaria la que investigará lo sucedido, al haber varias agresiones y con menores implicados.




COMENTARIOS